Ayudas para emigrantes retornados: todas las posibilidades en 2017

Ayudas para Emigrantes Retornados: todas las posibilidades en 2017

Hoy en día, no es algo raro encontrarse con dificultades a la hora de encontrar un empleo y es por eso que no son pocas las personas que se deciden a probar suerte en el extranjero. Todo el mundo intenta buscar las mejores oportunidades para su futuro pero algunos caminos tienen riesgos que se deben asumir.

Irse al extranjero a trabajar es algo muy común y, a veces, una fuente de retos y nuevas oportunidades. Sin embargo, hay casos en los que no todo sale como se esperaba y es en estos casos en los que se puede acudir a las ayudas para emigrantes retornados.

Estas son algunas de las ayudas que se ofrecen:

subsitio emigrantes retornados

Subsidio para emigrantes retornados

Este subsidio está pensado para emigrantes retornados de países que no pertenezcan a la Unión Europea* ni al Espacio Económico Europeo y que no sean Australia o Suiza. Tampoco puedes pedir este subsidio si vuelves de un país con un convenio por el que puedas utilizar aquí la cotización por desempleo. Además, para pedir esta prestación debes haber trabajado un mínimo de 12 meses en el extranjero en los últimos seis años desde que saliste por última vez de España y no podrás acceder a esta ayuda si tienes derecho a prestación por desempleo.

Podrás pedir esta ayuda si tu renta mensual no supera los 530,78 euros, según el límite fijado para 2017, y deberás inscribirte como demandante de empleo durante un mes y suscribir el compromiso de actividad.

¿En qué consiste esta ayuda? El emigrante en desempleo cobrará 426 euros mensuales durante un máximo de 18 meses. Para pedir esta ayuda, deberás inscribirte como demandante de empleo en los 30 días que sigan a tu regreso a España, esperar un mes y, en los 15 días siguientes, entregar la documentación pertinente.

Estos son los documentos que tienes que presentar para iniciar la solicitud:

  • El Modelo oficial de solicitud: Dicho impreso incorpora: declaración de la renta de la persona solicitante, datos de domiciliación bancaria, el compromiso de actividad y la autorización de petición de información a la Agencia Tributaria (AEAT), que puedes descargar desde este enlace ,
  • Aportar el documento de identidad del solicitante (DNI, NIE).
  • Certificado de emigrante retornado: este documento lo expiden las Áreas o Dependencias de Trabajo y Asuntos Sociales de las Delegaciones o Subdelegaciones del Gobierno. Aquí puedes buscar la Subdelegación de tu provincia. Ha de constar el tiempo trabajado en el país de emigración y la fecha de retorno.
  • Es posible que también haya que entregar un justificante de rentas.

(*) Países de la Unión Europea (UE): Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido, Suecia, Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Malta, Polonia, República Checa, Austria, Chipre, Eslovenia, Finlandia, Hungría, Italia, Lituania, Portugal y Rumanía. Países del Espacio Económico Europeo (EEE): Además de los citados anteriormente, tampoco se puede pedir el subsidio para emigrantes retornados si se proviene de Islandia, Liechtenstein y Noruega. 

Más información acerca del subsidio para emigrantes retornados

La renta activa de inserción para emigrantes retornados (RAI)

Esta ayuda está pensada para el emigrante desempleado de 45 a 65 años inscrito como demandante de empleo.

Si es tu caso, debes suscribir el compromiso de actividad y has de tener en cuenta que la renta mensual de tu familia dividida entre todos los miembros que la componen no puede superar los 530,78 euros, según el límite establecido para 2017.

Podría interesarte:   Motivos de pérdida de un Subsidio

Además, debes haber trabajado durante un mínimo de 6 meses desde que abandonaste España la última vez y tendrás que presentar la solicitud en los 12 meses que sigan a tu retorno.

No pueden acceder a esta prestación las personas que hayan sido beneficiarias del Programa de Renta Activa de Inserción en los 365 días naturales anteriores ni las que se hayan beneficiado de tres de estos programas anteriormente, así como las personas que lleven 12 meses inscritas como demandantes de empleo o más de forma ininterrumpida.

Esta prestación consiste en 426 euros mensuales durante 11 meses renovables en tres anualidades alternas.

Para pedir esta ayuda deberás presentar la misma documentación que en la ayuda anterior y, además, un documento identificativo de todos los miembros que figuren en la solicitud y estén a tu cargo o convivan contigo, así como una declaración de búsqueda activa de empleo.

Subsidio por desempleo para emigrantes retornados con más de 55 años

Esta ayuda está pensada para personas con más de 55 años que, a pesar de no estar en edad de jubilación, han cotizado suficiente para cobrar una pensión de jubilación en un futuro. La prestación consiste en 426 euros mensuales que se otorgan mientras la persona no encuentre empleo hasta la edad de jubilación.

Para acceder a esta prestación, debes suscribir el compromiso de actividad y estar inscrito como demandante de empleo durante un mes. Debes haber cotizado por desempleo un mínimo de 6 años durante tu vida laboral y, excepto el de la edad, tienes que cumplir todos los requisitos para acceder a una prestación de jubilación. Esta ayuda se otorga a personas que ya se benefician de un subsidio que se convertirá en el de mayores de 55 años o que cumplen los requisitos para conseguir un subsidio que, igualmente, se convertirá en el de mayores de 55 años.

Ten en cuenta que no podrás beneficiarte de esta ayuda si tu renta mensual o la renta mensual media de tu unidad familiar superan los 530,78 euros, según los límites establecidos para 2017.

Debes solicitar esta prestación en los 15 días siguientes tras un mes inscrito como demandante de empleo y debes presentar un impreso de solicitud, un documento de identificación, un Certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social que acredite que, excepto por la edad, cumples los requisitos para obtener una pensión de jubilación y, al ser emigrante retornado, un certificado expedido por las autoridades pertinentes que lo acredite.

Prestaciones contributivas por cotizaciones anteriores a la emigración

Aunque no es el caso más frecuente, puede que haya personas con derecho a paro que decidan marcharse al extranjero a buscar una oportunidad laboral en vez de agotar su prestación por desempleo. En el caso de que el emigrante, tras su vuelta, tenga todavía 360 días o más sin agotar de cotizaciones en España, podrá solicitar con normalidad su prestación contributiva por desempleo.

Sin embargo, si este es tu caso, debes tener en cuenta que las cotizaciones solo tienen validez por seis años, de modo que, si has pasado más tiempo sin agotar tu prestación, ya no podrás volver a solicitarla.

Los emigrantes retornados, en la actualidad, son un caso muy frecuente y la vuelta tras un intento de búsqueda de oportunidades que no ha sido exitoso no es fácil. Por eso, estas personas pueden optar a varias ayudas que faciliten su situación y les ayuden a volver a insertarse en el mundo laboral. Así pues, es importante informarse sobre todas las posibilidades que se abren para el emigrante que regresa.

Deja tu Mensaje