Motivos de pérdida de un Subsidio

Motivos de pérdida de un Subsidio

El subsidio de desempleo es el único recurso para millones de personas que están sin trabajo. Sin embargo, hay una serie de causas que pueden motivar su suspensión temporal o su extinción, según lo establecido en el texto refundido del Real Decreto Legislativo 8/2015 de la Ley General de la Seguridad Social.

En este artículo, se indican las razones por las que la Administración puede retirar el subsidio de desempleo a un parado. Además, se aconsejarán medidas para evitar perder el derecho al paro por desconocimiento de la ley o las alternativas en caso de necesitarlas por razones familiares.

 

 

subsidio

 

​Suspensión temporal del Subsidio

Hay una serie de supuestos en los que se suspende el cobro de la prestación por desempleo. En algunos casos, es un formalismo para cobrar una prestación diferente o es una medida impulsada por el propio interesado aunque, en otros, la Administración actúa de forma preventiva para evitar que una persona pueda cobrar el paro sin tener derecho.

Es importante indicar que la suspensión del subsidio implica la interrupción de los abonos, pero no la pérdida del derecho a percibirlo. En caso de querer seguir cobrando, se van a computar los meses a los que se tenía derecho hasta el límite legal, descontando aquellos que ya se pagaron.

En el caso de maternidad (si quieres saber mas sobre el subsidio por maternidad pincha aquí) la persona verá suspendido su subsidio de desempleo y pasará a cobrar la prestación correspondiente a la maternidad. Como ya se ha indicado que la suspensión no implica pérdida del subsidio, la persona podrá volver a percibirla más adelante si no encuentra trabajo.

Si el interesado está cumpliendo una pena de prisión, se suspenderá la percepción del subsidio durante la duración de la misma aunque con excepciones sociales en función del nivel de renta de la familia o de si se tienen hijos a cargo. Se recomienda consultar al abogado o educador del centro penitenciario.

La persona que está cobrando una prestación de desempleo puede solicitar su suspensión, en el supuesto de realizar un trabajo por cuenta ajena inferior a un año o por cuenta propia inferior a cinco. También lo puede hacer en el caso de estar buscando trabajo en el extranjero o realizando formación. El interesado tendrá qe comunicar esta circunstancia a la Administración.

Si el trabajador recibió sanciones disciplinarias leves o graves establecidas en la Ley Sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social derivadas de compromiso de actividad en la búsqueda de empleo, la suspensión durará el tiempo establecido de sanción, siendo un caso habitual el de rechazar una oferta de trabajo del INEM, lo que se considera falta grave.

En el caso de trabajar a tiempo parcial, se puede optar por solicitar la suspensión del subsidio o reducir la percepci ón de forma proporcional a las horas que se esté trabajando. Ahora bien, es obligatorio notificar esta circunstancia a la oficina de empleo.

perdida de subsidio

 

Extinción definitiva del Subsidio

Hay varias causas que implican la pérdida de subsidio y estas son más habituales que las de suspensión. Aunque el procedimiento se puede iniciar de parte, lo normal es que la Administración actúe de oficio o que, en el momento de encontrar trabajo, se notifique.

La causa más común de extinción del derecho al subsidio es que se haya agotado el tiempo máximo, que es de dos años aunque va a depender del tiempo de cotización en la última empresa. En este caso, se recomienda consultar a las oficinas de empleo los supuestos por los que se puede solicitar algún tipo de ayuda no vinculada a la cotización.

Para cobrar el paro se establece la obligatoriedad de sellar cada mes, mientras este se percibe, ante la oficina de trabajo de la Comunidad Autónoma. Estar como demandante de empleo implica disponibilidad de aceptar los trabajos que se ofrezcan, que se da en llamar compromiso de actividad. Se consideran faltas muy graves la omisión deliberada de datos o cobrar a jornada completa mientras se percibe la prestación, así como las maniobras fraudulentas encaminadas a cobrar prestaciones mayores a las que se tiene derecho.

Para percibir la prestación de desempleo, se ha de tener tener una renta personal inferior a una determinada cantidad. Tener unos ingresos personales o familiares superiores al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional implica la pérdida del paro. En este caso, recomendamos que se consulten las alternativas de subsidio familiar.

La suspensión del subsidio se convertirá en extinción si se trabaja por cuenta ajena de forma ininterrumpida más de un año; para los trabajadores por cuenta propia, el periodo ha de ser superior a los dos años. En el momento en que se superen estos límites, se empezará a computar el derecho a percibir la prestación.

Si se excede el tiempo de búsqueda de empleo permitido en el extranjero desde el supuesto de suspensión del subsidio, se extinguirá el derecho a percibir la prestación. En este caso, es aconsejable mantener un contacto con la oficina de trabajo de la Comunidad Autónoma y tener formas de demostrar que se han notificado los movimientos.

Cuando se alcanza la edad de jubilación, que variará en función de la edad, profesión y años de cotización, pero que está establecida con carácter general a los 67 años, finaliza el derecho a percibir la prestación de desempleo. En este caso, se sustituirá por la pensión de jubilación que corresponda.

Si el trabajador ve reconocida una incapacidad permanente, esta sustituirá la prestación por desempleo siempre y cuando sea mayor. El trabajador podrá elegir la prestación por desempleo si el importe a percibir es mayor que el de la incapacidad hasta que se agote el plazo de percepción.

Si el trabajador fallece, esto implica automáticamente la pérdida del paro. Es importante indicar que la prestación no es hereditaria en ningún caso, por lo que se aconseja a los familiares consultar las posibilidades de percibir la pensión de viudedad u orfandad.

Aunque no es muy habitual, también existe la posibilidad de renunciar al subsidio de forma voluntaria. También existe la posibilidad de desistimiento en caso de no finalizar la solicitud para percibir la prestación de desempleo.

Deja tu Mensaje