Renta Activa de Inserción (RAI): Todo lo que hay que saber

Renta Activa de Inserción (RAI): Todo lo que hay que saber

El Real Decreto 1369/2006 de 24 de Noviembre recoge la creación de una Renta Activa de Inserción (RAI), de acuerdo con las directrices de la Unión Europea, la implantación de políticas eficaces de inserción laboral y garantías de ingresos.

renta activa de inserción RAI
 
 

¿Qué es la RAI?

La Renta Activa de Inserción es una ayuda destinada específicamente a personas en situación de desempleo, con unas necesidades económicas especiales y con unas características que dificultan su acceso al mercado laboral.

Estas características contempladas por la RAI son las siguientes:

  • Parados de larga duración con una edad igual o superior a los 45 años.
  • Víctimas de la violencia doméstica o de género.
  • Personas emigrantes retornadas a España con una edad igual o superior a los 45 años.
  • Personas con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.

Se trata de colectivos que tienen una mayor dificultad para acceder al empleo en el mercado laboral actual y, por tanto, el estado establece una serie de acciones proteccionistas a las que pueden acogerse siempre tras asumir el compromiso de llevar a cabo actuaciones que favorezcan su inserción laboral.

Este tipo de acciones que cada usuario debe asumir están recogidas en el compromiso de actividad:

Compromiso de actividad:

Se establece una serie de acciones recogidas por el servicio público de empleo, dentro del plan de inserción para favorecer el acceso a los usuarios al mercado laboral y a un empleo durante todo el tiempo en que esté suscrito al programa.

Acciones que debes asumir si eres demandante:

  • Búsqueda activa de empleo.
  • Recabar y entregar toda aquella documentación que sea requerida para la tramitación de la ayuda y para la participación en el programa.
  • Ser partícipe de forma activa tanto en los programas de empleo como de inserción, que comprenden una intervención integral para el fomento del empleo: orientación, inserción, promoción, formación y reconversión profesional.
  • En caso de ser susceptible de cubrir una vacante de empleo, se deberá acudir a la cita para la entrevista en la fecha y hora señaladas, y, por tanto, presentar el justificante de la cita en la oficina de empleo correspondiente en un plazo no superior a los cinco días.
  • Has de renovar la demanda de empleo en la fecha señalada para tal fin.
  • Has de comunicar las causas que supondrían una baja o modificación de las circunstancias por las que se accede a la Renta Activa de Inserción (RAI).
  • En caso de que le sea ofrecida la posibilidad de una colocación adecuada, el solicitante de la prestación deberá aceptar su colocación.
  • En caso de que se hayan percibido cantidades por la RAI de forma indebida, estas deberán ser retornadas.

RAI

 

 

Requisitos generales para acceder a la Renta Activa de Inserción (RAI)

Para acceder a la Renta Activa de Inserción se debe pertenecer a alguno de los colectivos anteriormente mencionados: parados de larga duración con una edad superior a los 45 años, víctimas de la violencia doméstica o de género, emigrantes retornados mayores de 45 años y personas con discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

Además, debes cumplir los siguientes requisitos generales:

  • Ser menor de 65 años.
  • Estar en situación de desempleo e inscrito como demandante de empleo.
  • Suscribir el compromiso de actividad (anteriormente detallado).
  • Los ingresos propios no deben superar los 530,78 euros mensuales.
  • Los ingresos del núcleo familiar no deben superar los 530,78 euros mensuales por persona.
  • No haber sido perceptor de la RAI en los 365 días anteriores (salvo en el caso de las víctimas de violencia de género o personas con una discapacidad igual o superior al 33%.)
  • No haber percibido la RAI durante tres períodos con anterioridad. La RAI sólo puede percibirse durante tres años.

 

Requisitos específicos para solicitar la RAE para cada colectivo:

Cada uno de los colectivos que pueden percibir la Renta Activa de Inserción deben cumplir los requisitos generales además de los específicos para su categoría.

Para parados de larga duración mayores de 45 años:

  • Haber cumplido o superado los 45 años.
  • Haber percibido y agotado con anterioridad a la solicitud de la RAI una prestación contributiva o un subsidio por desempleo. Está contemplada cualquier prestación percibida desde octubre del año 1980.
  • No tener derecho a percibir otras prestaciones o subsidios, ni la renta agraria. En caso de cumplir los requisitos para poder solicitar otro tipo de subsidio (mayores de 55 años, ayuda familiar, cotización insuficiente, etc) o prestación, deberán agotarse antes de poder solicitar la RAI. Al igual que el Plan Prepara o el Programa de Activación para el Empleo (PAE), la RAI es una ayuda extraordinaria para desempleados de larga duración.
    • Si se cumplieran al mismo tiempo los requisitos para solicitar el RAI y el Plan Prepara, se solicitará primero la RAI. Por último, si se han agotado estas dos ayudas, podrá solicitarse el PAE (entre sus condiciones se encuentra el haber agotado la RAI o el Plan Prepara.
  • Figurar inscrito como demandante de empleo al menos en los últimos doce meses anteriores a la solicitud de forma ininterrumpida. Aquí puedes consultar el documento oficial, donde figuran los casos en los que se considera pérdida de antigüedad.
  • Haber realizado una búsqueda activa de empleo durante los doce meses anteriores a la solicitud de la RAI.

Para víctimas de violencia de género o doméstica:

Las personas víctimas de violencia de género o doméstica están especialmente reconocidas en un plan de protección e inserción, por lo que los requisitos específicos para que puedas optar a la RAI, si es tu caso, son:

  • Certificación oficial en la que aparezca reconocida la condición de víctima de la violencia de género. Esta certificación puede obtenerse en los Servicios Sociales de la Administración, aportando la resolución judicial, un informe del Ministerio Fiscal o mediante la certificación expedida por el centro de acogida.

La persona víctima de género que solicita la RAI está exenta de los siguientes requisitos:

  • Edad superior a 45 años.
  • Haber agotado otras prestaciones o subsidios.
  • Haber figurado como demandante de empleo por los últimos doce meses de forma interrumpida.

Emigrantes retornados mayores de 45 años:

Las personas emigrantes que han retornado y quieren acceder a la Renta Activa de Inserción (RAI) deben cumplir, además de los requisitos generales, los específicos para su categoría:

  • Tener 45 años cumplidos o más.
  • Haber estado empleado al menos seis meses en la última salida de España y haber retornado a España en los doce meses anteriores a la solicitud.
  • En este caso, no es necesario haber estado inscrito como demandante de empleo los doce meses antes de la solicitud de la RAI.

Personas con una discapacidad del 33% o superior.

Las personas que pertenezcan a este colectivo y deseen solicitar la RAI, deberán cumplir los siguientes requisitos específicos además de los generales comunes a todos los grupos.

  • Tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33% o bien, ser pensionista por incapacidad.
  • Debes haber agotado con anterioridad un subsidio por desempleo o una prestación contributiva. Para acreditar esta prestación serán contempladas aquellas percibidas desde octubre de 1980.
  • Figurar como demandante de empleo de forma ininterrumpida los últimos doce meses antes de la solicitud de la prestación.
  • Haber realizado una búsqueda activa de empleo en los doce meses anteriores a la solicitud de la RAI.

Si necesitas más información, puedes consultar nuestro artículo a fondo sobre ayudas para discapacitados.

 

¿Cómo se solicita la RAI?

Una vez que se han cumplido todos los requisitos, tanto generales como específicos del colectivo al que se pertenece, se debe presentar la solicitud para percibir la RAI siguiendo los pasos citados a continuación:

  • La solicitud oficial. (Descargar pdf)Este modelo contiene distinta documentación para aportar: Impreso de domiciliación bancaria, declaración de la renta del solicitante (y de los familiares a su cargo o con los que conviven que han sido incluidos en la solicitud), autorización de petición de información a la Agencia Tributaria, y compromiso de actividad.
  • Documentos indentificativos, tanto de la persona demandante como de los familiares a cargo o que conviven con él y que han sido reflejados en la solicitud.
  • Declaración de búsqueda activa de empleo. En caso de personas paradas de larga duración de más de 45 años, o personas con discapacidad igual o superior al 33% se debe incluir una certificación acreditativa.

En el caso de que se solicite la RAI por ser persona con un grado de discapacidad del 33% o superior, se debe aportar el certificado de discapacidad, de incapacidad permanente, o se reconozca una pensión por incapacidad permanente.

En el supuesto de solicitar esta prestación por ser emigrante retornado mayor de 45 años, se adjuntará a la solicitud el certificado previamente obtenido por el Área de Trabajo de las Delegaciones (o subdelegaciones) del Gobierno en cada provincia.

Las personas que accedan a esta prestación por ser víctimas de violencia de género deberán aportar un certificado de su condición.

Para solicitar la Renta Activa de Inserción debes solicitar cita previa en el Servicio Público de Empleo. Se debe aportar tanto la documentación general como la específica, que se solicita en cada colectivo y rellenar la solicitud, suscribiendo el compromiso de actividad.

 

¿Cuánto dura la prestación de la Renta Activa de Inserción?

La RAI tiene una duración establecida de once meses en cada período que se ha solicitado.

Como hemos visto, esta prestación puede solicitarse un máximo de tres veces, es decir, 33 meses en total con un intervalo de separación de 365 días en cada período, salvo en el caso de las personas víctimas de violencia de género y personas con discapacidad del 33% o superior, en que pueden solicitarse consecutivamente.

Cada mensualidad de la ayuda para percibir se ingresará en la cuenta del solicitante cada 30 días a partir de la concesión de la ayuda, mediante fondos del INEM, y se cobrará habitualmente el día 10 de cada mes.

 

¿Cuál es la cuantía para percibir?

El total de la cuantía viene marcado por el IPREM. El IPREM es el indicador público de renta de efectos múltiples, y la RAI supone el 80% de dicha cuantía.

En el año 2017 esta cuantía se ha establecido en 426 euros mensuales.

 

Obligaciones y sanciones:

Cuando se solicita la Renta Activa de Inserción, el usuario debe cumplir con todos los puntos, ya que en caso contrario, las sanciones incluyen la pérdida total de la prestación durante todo el año. Por lo tanto, es importante conocer cuáles pueden ser la causa de la sanción y cómo evitarla.

Posibles sanciones:

  • No renovación periódica como demandante de empleo. Esta es una causa que puede hacer que pierdas el total de la RAI en caso de que olvides renovar esta demanda.

Recordemos que la renovación de la demanda de empleo puede realizarse de forma presencial en la oficina del SEPE correspondiente o de forma telemática en la página web del Servicio Público de Empleo: www.sepe.es

  • No acudir a una citación de la oficina de empleo. Durante todo el año que dura la prestación, el usuario se compromete mediante el compromiso de actividades a participar de forma activa en aquellos programas de inserción y búsqueda de empleo.

Este compromiso implica que debe acudir a todas las citaciones, y participar en la orientación, formación y búsqueda activa de empleo como requisito para seguir percibiendo la ayuda.

La RAI forma parte de un plan para la garantía de empleo que no sólo está orientado a garantizar una renta mínima a los colectivos con dificultades especiales para el acceso al mercado laboral. También está dirigido a realizar acciones que faciliten la inserción laboral de la persona solicitante, que en este caso tiene dificultades especiales para conseguir empleo.

  • Viajar al extranjero sin autorización: Los viajes al extranjero pueden afectar a nuestro expediente en caso de estar percibiendo la RAI.

Del mismo modo, se considera que una persona pierde su antigüedad como demandante de empleo si viaja al extranjero por cualquier motivo y sea cual sea la duración. En ese caso, el usuario debe asegurarse de cumplir con los requisitos de una antigüedad mínima de doce meses como solicitante de empleo, ya que podría haber perdido dicha antigüedad al haber viajado sin autorización.

  • Por trabajar por cuenta propia o ajena, a tiempo completo por un período igual o superior a los seis meses.
  • Por percibir una prestación o una pensión económica por parte de la Seguridad Social que sea incompatible con el trabajo, o en su defecto y sin ser incompatible, que la cuantía sea superior a los límites específicos que se fijan para poder percibir la RAI.

También existe la posibilidad de dar de baja la prestación de la RAI de forma temporal si se dan las siguientes circunstancias:

  • Trabajar por cuenta propia o por cuenta ajena a tiempo completo por un período inferior a los seis meses.
  • Superación del límite de rentas establecido para la percepción de la RAi por un período de tiempo inferior a los seis meses.
  • Por traslado al extranjero para la búsqueda de empleo, para el perfeccionamiento profesional, para cooperación internacional o para la realización de un trabajo por un período no superior a los seis meses.

Dentro de las obligaciones de todos los usuarios y beneficiarios de la Renta Activa de Inserción, podemos encontrar:

Obligaciones:

  • Obligación de informar de cualquier cambio en la situación del demandante que le impida cumplir los requisitos para seguir percibiendo la ayuda.
  • La devolución de cualquier cantidad cobrada indebidamente.
  • Mantener una búsqueda activa de empleo y participando en las actividades que fomentan la inserción laboral y mejoran la empleabilidad puestas a disposición del usuario por la oficina de empleo.

 

Para tener en cuenta:

  • Cada vez que se solicita la RAI supone un alta nueva e independiente, por lo que debe aportarse nuevamente toda la documentación, y cumplir nuevamente todos los requisitos.
  • Es importante que durante los doce meses anteriores a la solicitud de la RAI, excepto para los colectivos exentos de este requisito, el usuario haya mantenido una búsqueda activa de empleo a través de la oficina de empleo y las ofertas laborales y formativas a su disposición.
  • Los servicios de empleo público crearán un itinerario de inserción para cada usuario individual y específico, que se diseña para incrementar la empleabilidad y las opciones de entrar en el mercado laboral.

El usuario se compromete a participar de todo ello de forma activa, y durante todo el proceso. No cumplir con el compromiso de actividades, faltar a las citas, o no acudir a las entrevistas y oportunidades de empleo suponen un incumplimiento de este contrato, que es requisito para percibir la prestación.

 

Plazos de tramitación de la RAI:

  • Cuando un usuario solicita percibir la RentaActiva de Inserción (RAI) se establece un plazo para su tramitación que suele comprender entre treinta y sesenta días.
  • El plazo para poder solicitarla nuevamente después de haber percibido un año de esta prestación es de doce meses en los que el usuario debe estar inscrito como demandante de empleo y realizar una búsqueda activa de trabajo.
  • El plazo para la reactivación de la RAI que ha sido dado de baja temporalmente por alguna de las circunstancias anteriormente enumeradas comprende 15 días desde la finalización de la circunstancia causante de la baja. En caso de superarse ese tiempo, se restarán tantos días como se haya superado el plazo a la prestación restante.

 

Compatibilidades con la Renta Activa de Inserción:

La Renta Activa de Inserción no puede compatibilizarse, como ya hemos visto, con rentas de cualquier naturaleza que superen los límites que han sido establecidos como renta máxima. Tampoco con prestaciones por desempleo o subsidios, o trabajos a tiempo completo superiores a los seis meses por cuenta ajena o propia.

La RAI es compatible, sin embargo, con los siguientes supuestos:

  • Becas o ayudas obtenidas por la asistencia a acciones de formación profesional, que estén vinculadas directamente con el Plan Nacional de Formación e Inserción Profesional, sea cual sea la naturaleza de dicha ayuda.
  • Trabajo por cuenta ajena a tiempo parcial. En este caso, se deducirá la parte proporcional al tiempo trabajado de la ayuda y el período de renta pendiente de percibir durante el tiempo que se compatibilice con el trabajo y se ampliará de forma proporcional.

 

Normativa y documentación oficial de la Renta Activa de Inserción:

El Real Decreto 1369/2006 de 24 de noviembre, regula el programa de renta activa de inserción. Podemos encontrarlo aquí.

Cita previa e información:

 

Deja tu Mensaje