Subsidio Para Mayores De 55 Años

Subsidio para mayores de 55 años

Las personas desempleadas que hayan superado la barrera de los 55 años necesitarán de algunos años más para poder jubilarse y disfrutar de la pensión que le corresponda, en función de los años cotizados en su vida laboral. En este sentido, y tras la entrada en vigor de la última reforma, en estos momentos la edad mínima para jubilarse ya no es de 65 años, sino que variará con respecto a los ejercicios trabajados hasta alcanzar los 67.

Durante este periodo de tiempo, de no encontrar empleo por cualquier circunstancia, solamente podrá recibir ingresos regulares a través de la prestación del paro o del subsidio para mayores de 55 años que está habilitado desde los estamentos oficiales de Estado. Es precisamente este último el que aquí se aborda y que será conveniente analizar para que las personas que se encuentren en esta situación puedan demandarlo y canalizarlo correctamente a través de los diferentes órganos de la Administración.

 

subsidio mayores 55 años

¿Quiénes son sus destinatarios?

Este subsidio está creado desde el principio para que los integrantes de este importante segmento social estén en condiciones de recibir unos ingresos fijos antes de llegar el momento de la jubilación. Se trata de una ayuda oficial de 427 euros que recibirá el desempleado que alcance esta edad, con una duración indefinida hasta que llegue el momento definitivo para cobrar su pensión. Para, a partir de este momento, empezar a cobrarla en el caso de que tenga derecho a su percepción. Con una importante diferencia con respecto a otros subsidios implantados en el territorio nacional y es que este permitirá que se siga cotizando por la jubilación hasta el momento de su extinción. Es decir, contará para el cálculo que habrá que realizarse para determinar la cuantía de la pensión.

De cualquier forma, no todos los parados mayores de 55 años podrán acceder a estas ayudas sociales. No en vano, están establecidas bajo unas condiciones muy rígidas que habrá que cumplir en todos los casos. Para empezar, será completamente necesario haber cumplido los 55 años en la fecha de su correspondiente demanda o por el agotamiento de la prestación por desempleo. A partir de este requisito inicial vendrán otros que igualmente deberán cumplirse en todas las situaciones y cualquier incumplimiento de alguno de ellos supondrá la denegación de su concesión.

 

Requisitos para acceder a esta ayuda

Es completamente necesario que los interesados en este subsidio estén debidamente registrados como demandantes de empleo en alguna de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el antiguo Instituto Nacional de Empleo (INEM), en el caso cintrario pinche aquí. Su inscripción debe tener, al menos, una fecha de antigüedad de un mes y sin que hubiesen rechazado ningún trabajo ofrecido por estos canales oficiales. Al igual que tampoco podrán haber rechazado cualquier clase de curso formativo, ni de promoción o reinserción en el trabajo.

Otra de las exigencias que invalida su concesión es disponer de rentas particulares de unas cuantías máximas determinadas. Por una parte, con importes superiores al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y que en la práctica supondrá que el demandante no podrá recibir cantidades superiores a 530,78 euros al mes. Y por otra, cuando la renta familiar derivada de los ingresos del cónyuge e hijos menores de 26 años tampoco rebasase esta cuantía.

Otro de los mandatos requeridos parta que la ayuda sea aprobada se refiere a que es de obligado cumplimiento haber cotizado por desempleo al menos seis años. Tanto de forma continuada o alterna desde que se iniciase la vida laboral del demandante. Asimismo deberá haber cotizado al menos quince años durante toda su trayectoria profesional, en la que se incluye dos años en los últimos quince. Con la obligación añadida de estar percibiendo un subsidio en la momento de la solicitud o por el contrario haber desarrollado las condiciones para percibir uno nuevo si su perfil cumple con todos los requerimientos de esta ayuda social.

subsidio mayores 55 anos

 

Duración de la ayuda a los mayores de 55 años

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta para realizar la demanda es durante cuánto tiempo los solicitantes podrán disponer de este subsidio social. Pues bien, será hasta que estas personas estén en condiciones de recibir su pensión de jubilación contributiva. En este sentido, no habrá limitaciones, aunque necesitarán presentar todos los años, sin excepción, una declaración de rentas en la que se ponga de manifiesto que su situación económica posibilita la percepción de este cobro. Otro de los factores que deberán tener en cuenta es que durante este periodo de percepción de las ayudas se cotiza por la jubilación. Con una base de cotización que será del 100 % de la franja mínima que hubiese en cada momento.

También es muy relevante aclarar que mientras perciban las ayudas, los mayores de 55 años podrán realizar cualquier clase de actividades que tengan como objetivo su formación, perfeccionamiento u orientación en su estado laboral.

 

Documentación a presentar

Para solicitar esta clase de ayuda se dispone de quince días hábiles para presentar toda la documentación exigida. El plazo comienza a contar desde el mismo momento en que el demandante cumpla 55 años. Entre los documentos que deberán presentar en la oficina de empleo destacan los siguientes.

  • Impreso de solicitud: puede recabarse en todas las oficinas de empleo o bien descargándolo online. En él se expondrán todos los datos laborales, tributarios y bancarios, solicitud desempleo.
  • Documentación personal: en el caso de los demandantes nacionales bastará con la presentación de su Documento Nacional de Identidad, espreciso que este en vigor, en caso de que no sea así pinche aquí, mientras que los extranjeros deberán aportar el pasaporte en regla.
  • Certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social: en el que deberá constar que el solicitante cumple con las condiciones necesarias para disponer de un periodo de carencia que le permita percibir una pensión contributiva de jubilación. Certificado seguridad social.

Desde el preciso instante en que se haya cumplido con todos los requerimientos y estos sean aceptados, empezará a recibir en su cuenta corriente el subsidio para desempleados mayores de 55 años. De una forma indefinida y hasta que llegue el momento de su jubilación.

Deja tu Mensaje