Tarifa plana para autónomos: qué es, cómo tramitarla y su cuantía

Tarifa plana para autónomos: qué es, cómo tramitarla y su cuantía

Emprender un negocio o trabajar por cuenta propia es un poco más fácil gracias a la tarifa plana para autónomos. Esta medida de estímulo y ayuda al emprendimiento y a la actividad consiste en la rebaja de la cuota a la Seguridad Social para aquellas personas con actividad por cuenta propia o idea empresarial que deben darse de alta como autónomas. Hay 480 millones de euros en los últimos Presupuestos Generales de 2017 para dotar económicamente a esta medida.

tarifa plana autonomos

Colectivo sin ayudas

Los trabajadores autónomos se han hecho oír con fuerza en los últimos años, debido a las rígidas condiciones y los compromisos que deben cumplir con el Estado, sin recibir a cambio unas compensaciones mínimas. Por eso, la denominada tarifa plana para autónomos pretende facilitar la situación de muchas personas que trabajan por cuenta propia e introducción al mercado de trabajo de otras nuevas, al significar una rebaja económica respecto a la habitual cuota mensual.

Objetivo

Las finalidades son crear empleo y promover la iniciativa empresarial entre personas con ideas o posibilidades de trabajar por cuenta propia. La crisis económica y los índices de desempleo, excepcionales para cualquier país occidental, han hecho necesarias medidas de estímulo y políticas activas de empleo.

Edad

Aunque la tarifa plana para autónomos nació con limitaciones de edad, los cambios introducidos han dado como resultado una mejora que, entre otras cuestiones, en la actualidad, elimina restricciones por razón de edad y ofrece una mayor versatilidad, incluso, en los casos en los que el trabajador por cuenta propia se plantea, a su vez, la contratación de empleados.

Temporalidad y progresividad

Una de las principales características de la tarifa plana para autónomos es su temporalidad. Todo lo bueno se acaba y esta medida, que, como hemos indicado consiste en una reducción del abono que debe efectuarse mensualmente a la Seguridad Social, solo se aplica íntegra durante medio año. No obstante, el beneficio es considerable, al bajar desde los 267,04 euros de cuota mínima mensual hasta la asequible cifra de 50.

Requisitos

Con el fin de poder beneficiarse de la tarifa plana para autónomos, se requiere el cumplimiento de 3 condiciones:

  • Que sea la primera vez que nos damos de alta. Se puede solicitar la tarifa plana cuando vamos a trabajar por cuenta propia por primera vez si llevamos más de 5 años sin hacerlo y la Seguridad Social da el visto bueno a nuestra solicitud.
  • No ser autónomo societario. Por tanto, no podrán beneficiarse de esta medida aquellas personas que administren una sociedad.
  • No estar en el grupo de autónomos colaboradores o pluriactivos.

Mejoras

Las últimas mejoras de esta medida han dado espacio para que el autónomo que se beneficia de esta tarifa pueda contratar a más trabajadores, algo que previamente no era posible. Con ello, se pretende dar cabida a iniciativas de negocio más ambiciosas y fomentar de manera clara el emprendimiento y la inversión.

Cuantías

El nombre de esta medida de impulso a la actividad económica es algo engañoso. La cifra de 50 euros invita a pensar que esta cuantía es la que reemplaza a los casi 300 euros de cuota. Sin embargo, no todas las condiciones permiten ser tan optimistas. Los autónomos aún tienen que hacer un importante esfuerzo, aunque se incorporen por primera vez al trabajo por cuenta propia.

En realidad, son los más jóvenes los, en mayor medida, beneficiados. Para ellos, la disponibilidad de la tarifa es de dos años y medio. La cantidad a pagar se va incrementando por tramos temporales, lo que va aumentando la carga y presión económica sobre el trabajador.

Los tramos de pago son los siguientes:

  • Primera mitad de un año. Durante 6 meses, se rebaja la cuota un 80 %, con la base mínima de 2015, lo que vienen a ser los famosos 50 euros, con la modificación introducida por la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo.
  • El segundo medio año. Desde los 7 meses hasta que se cumpla el año completo a partir de que nos damos de alta como autónomos, a nuestra cuota mensual se le aplica una rebaja de la mitad de la cuantía, lo que la coloca en 133 euros.
  • Desde que se cumple el año hasta los 30 meses. La rebaja en la cuota es del 30 %, por lo que la cifra ya ronda los 190 euros, dependiendo de la base mínima aplicable.

Mayores de 30 años

Aunque, inicialmente, la medida solo beneficiaba a los menores de 30 años, dada la gravedad de la situación económica y alta tasa de desempleo en todas las franjas demográficas, el Gobierno decidió eliminar los requisitos de edad.

Otro de los factores para este cambio pudo haber sido la ola de críticas y quejas desde diversos sectores. En especial, cuando, en los últimos años, ha aumentado el número de asalariados mayores de 30 años que han salido de la empresa ordinaria y han considerado la opción del trabajo por cuenta propia como una salida laboral.

De esta forma, las condiciones con el fin de acogerse a los beneficios de la tarifa plana para los autónomos son las mismas ahora para los menores de 30 años que para aquellos que sobrepasan esa edad.

La única diferencia es el tiempo que el trabajador puede beneficiarse. Los hombres mayores de 30 años o las mujeres que sobrepasan los 35 años disponen solo de 18 meses, en lugar de 30, para disfrutar de los descuentos en la cuota mensual a la Seguridad Social.

Oportunidades

El hecho de que se estén dando avances en mejorar la situación de tantos autónomos merece ponerse manos a la obra con el objetivo de conocer las condiciones existentes para beneficiarse de esta tarifa, los trámites necesarios para solicitarla, la documentación y la utilidad real.

Otra de las características que define al trabajador por cuenta propia es que debe conocer a la perfección el terreno por el que transita, para poder aprovechar las oportunidades que, como esta tarifa, surgen de vez en cuando.

tarifa plana autonomos

Otras propuestas de incentivo a autónomos

Las medidas de estímulo a la actividad de los emprendedores van más allá, con medidas como las siguientes:

Altas y bajas de cotización

Si el alta se produce, por ejemplo, a mediados de mes, la cuota se pagará de manera proporcional. El alta o la baja se harán efectivos el día concreto en el que se produzcan.

Definición de rendimientos

Esta medida facilita la entrada en el tejido empresarial a emprendedores que, trabajando por cuenta propia, no obtengan unos rendimientos netos superiores al Salario Mínimo Interprofesional (655,20 euros mensuales este año), ya que no deberán pagar cotizaciones fijas a la Seguridad Social. Esta medida introduce unos baremos concretos con los que los autónomos tendrán información concreta y fiable a la que acogerse.

Recargos por impagos

Se introduce la proporcionalidad de la penalización que se aplica cuando los trabajadores por cuenta propia no cumplen con los plazos en sus pagos a la Seguridad Social. En la actualidad, hay un recargo del 20 % por un incumplimiento de plazos en los pagos. Este recargo se elimina a favor del recargo progresivo.

Trabajar y cobrar pensión

En la actualidad, ya hay jubilados que, habiendo cotizado el máximo a la Seguridad Social, pueden trabajar y cobrar la mitad de su pensión. Según ha anunciado el Ministerio de Empleo, se podrá cobrar la totalidad de la pensión, lo que supondrá que muchas personas que trabajan por cuenta propia se animen a seguir trabajando.

Paro para autónomos

Entre las medidas anunciadas, se establece ampliar el denominado paro para autónomos del trabajador, si deja de trabajar por causa de fuerza mayor. La ampliación se hará a un plazo de 2 años. Igualmente, se prevé establecer una ayuda del 80 % del Iprem (532,51 euros mensuales este año) por un periodo de medio año, de la que se beneficiarán trabajadores por cuenta propia que ya no dispongan de ayuda por cese de actividad y acrediten una renta insuficiente.

Conciliación

Las medidas actuales buscan ofrecer a los autónomos las mismas posibilidades de conciliación de la vida familiar y personal de las que ya disfrutan los trabajadores por cuenta ajena. A esto se une que se ha anunciado la recuperación de la bonificación por volver a incorporarse después de tener un hijo.

Ayudas para reanudar un negocio

Volver a trabajar después de 24 meses supondrá para los trabajadores por cuenta propia la posibilidad de beneficiarse de la tarifa plana de 50 euros.

De igual forma, se podrá hacer efectiva la dación en pago del inmueble donde el autónomo tenga su residencia y será posible que viva en ella de forma transitoria, pagando una cantidad en régimen de alquiler simbólico y acreditando la falta de recursos familiares.

IVA de caja

Habrá criterios claros para las deducciones en el Impuesto sobre la Renta aplicables por vehículos y suministros que tengan relación con la actividad del autónomo, lo que también beneficiará a aquellos que realicen trabajos desde sus domicilios. Se prevé mejorar el criterio de caja del IVA.

Morosidad

Las medidas previstas se encaminan a obligar a las empresas a realizar los pagos en los plazos previstos, con penalizaciones, en caso de retrasos.

Deja tu Mensaje