Consejos para presentar quejas o reclamaciones en el SEPE

Consejos para presentar quejas o reclamaciones en el SEPE

Como ciudadano, si no estás de acuerdo con una decisión o comunicación del SEPE (Servicio Público de Empleo), dispones de la posibilidad de alegar una queja o una reclamación que te permita defender tus derechos. Es la opción más aconsejable antes de acudir a la vía judicial.

Es importante diferenciar el concepto queja del de reclamación. Se interpone una queja cuando la persona considera que existe un mal funcionamiento o una irregularidad que le afecta en el servicio o la tramitación. En cambio, una reclamación es el escrito que se presenta para hacer valer un derecho frente al SEPE, lo que no significa que haya existido un mal funcionamiento del servicio o se haya cometido algún error. Si aún no sabes como pedir cita previa en el SEPE te recomiendo que antes de seguir leyendo este post pinches aquí.

 

 

reclamación SEPE

Quejas SEPE

El objetivo de las quejas ante el SEPE es reflejar una actuación que no se considera correcta. No se presentan para reclamar un derecho, ni tampoco son un recurso administrativo. El hecho de que se presenten no frena o cambia los plazos que hay establecidos por parte de la administración en cada procedimiento.

Se puede presentar una queja al mismo tiempo que una reclamación, puesto que no son incompatibles. Se trata de cuestiones diferentes.

Un ciudadano interpondrá una queja si considera que no se le ha facilitado toda la información referente a una prestación, si el funcionario que le ha atendido no lo ha hecho correctamente, si tenía una cita previa concretada y no se le ha atendido en el tiempo establecido, si ha habido retrasos en la tramitación, entre otras cuestiones.

Gracias a las quejas ante el SEPE se pueden realizar observaciones sobre el funcionamiento del Servicio de Empleo, lo que permitirá dejar constancia para que se mejoren algunas cuestiones.

Consejos para presentar las quejas

  1.  Rellenar un formulario de quejas y sugerencias del Servicio Público de Empleo Estatal. Están a disposición de los ciudadanos en las propias oficinas y se pueden enviar por correo o tramitar a través de Internet. Más información sobre el modelo las quejas telemáticas.
  2.  Es importante identificarse a través de los datos personales a efectos de notificaciones. Si se interpone por Internet, hace falta el certificado digital o DNI electrónico.
  3.  El SEPE tiene 20 días hábiles para contestar a la queja interpuesta. En la respuesta, suele informar al reclamante sobre las medidas tomadas o las actuaciones a realizar para mejorar el servicio.

Reclamaciones SEPE

Las reclamaciones ante el SEPE son las herramientas que permiten defender los derechos como desempleado. Es el paso previo y obligatorio que precede a la vía judicial. Las reclamaciones más habituales son las que se refieren a la denegación de una prestación o a no haber recibido la resolución de la misma. También se interponen cuando no se está de acuerdo con la resolución en sí, para alegar contra una sanción del SEPE, o bien la envía el propio servicio de empleo para reclamar un cobro indebido.

Consejos para presentar una reclamación previa

  1. Concisión y datos personales: El contenido de una reclamación previa ha de ser claro y referirse al asunto concreto que se trata, debe incluir los datos personales, el documento de identificación (en caso de que no este renovado pincha aquí) y la dirección en la que se desea recibir la respuesta.
  2. Explicar el motivo que se recurre y por qué se impugna; con la fecha, el lugar, la unidad a la que se dirige y la firma.
  3. Adjuntar la copia del documento por el que se presenta la alegación. Es importante identificar todos los documentos que se adjuntan para certificar el desacuerdo o el error que se reclama.
  4. También hay que mostrar los argumentos que han motivado la reclamación. Aunque no es obligatorio, siempre es aconsejable referirse a la normativa vigente para hacer valer los derechos como desempleado o ciudadano.
Podría interesarte:   Certificado de Emigrante Retornado

Se puede consultar un modelo orientativo de reclamación previa en este enlace.

 

 

SEPE

Pasos para presentar la reclamación previa

    1. Plazos: El desempleado dispone de 30 días hábiles para presentar la reclamación, tras haber recibido la notificación del SEPE. Si no llegase ninguna comunicación sobre la prestación, la reclamación previa se puede presentar a los tres meses de haber hecho la solicitud inicial, puesto que es el tiempo que se establece como respuesta por silencio administrativo.
    2. Lugar: Las reclamaciones del SEPE se presentan en persona en la oficina de empleo, se pueden enviar por correo certificado o realizarlo a través de Internet.
    3. Acciones ante la respuesta obtenida: Si el SEPE envía una comunicación en la que desestima la reclamación previa, el ciudadano dispone de la vía judicial para hacer valer sus derechos.

Servicios de empleo contestan a una reclamación previa en un período de 45 días desde que se presenta por parte del demandante. Si se recibe respuesta por parte del SEPE a la reclamación previa, el desempleado dispone de 30 días hábiles para interponer una denuncia en el Juzgado si no está de acuerdo con la respuesta obtenida.

En el caso de silencio administrativo, es decir, de no obtener una contestación a la reclamación, el demandante puede acudir a la vía judicial cuando hayan pasado 45 días desde que presentó la reclamación previa.

Las reclamaciones previas son la acciones por vía administrativa que dispone el SEPE antes de interponer una demanda judicial. Existen toda una serie de cuestiones que se pueden resolver a través de este método. Es más, antes de acudir a la justicia, también está la opción de interponer un recurso administrativo a la comunicación recibida.

Los recursos se interponen por cuestiones muy concretas o complejas. Está el recurso de alzada y el recurso extraordinario de revisión. El primero está diseñado para recurrir resoluciones de los directores provinciales del SEPE y el segundo solo se puede interponer en las circunstancias que dicta la ley, cuando hay resoluciones en firme por la vía administrativa.

Por tanto, los ciudadanos disponen de la posibilidad de interponer una queja ante un mal servicio o una actuación irregular, o bien una reclamación si no se está de acuerdo con la resolución recibida. Son acciones completamente diferentes; en el caso de la reclamación, el desempleado dispone de la posibilidad de interponer una reclamación previa o un recurso administrativo si las circunstancias son las adecuadas. Si la vía administrativa se agota, es cuando se abre la posibilidad de iniciar las acciones por la vía judicial.

Deja tu Mensaje